Catedral de San Pablo

Con una altura de 110 metros, la Catedral de San Pablo es la segunda catedral más grande del mundo, justo por detrás de la Basílica de San Pedro de Roma. Esta catedral es la obra maestra de Christopher Wren.

Un lugar sagrado durante muchos años

El emplazamiento en el que se encuentra situada la Catedral de San Pablo (St Paul's Cathedral) ha estado ocupado por edificios religiosos desde tiempos inmemoriales, ya que fue el lugar elegido para colocar un dolmen y posteriormente un templo griego. El templo fue reemplazado por la iglesia más antigua de Inglaterra, construida en el año 604.

La catedral, construida en madera, fue uno de los muchos edificios afectados por el incendio de 1666 y tuvo que ser reconstruida en diferentes ocasiones hasta llegar a convertirse en el impresionante edificio actual, erigido entre 1676 y 1710.

Desde su construcción, la Catedral de San Pablo ha sido lugar de celebración de importantes acontecimientos, como el funeral de Winston Churchill o la boda del príncipe Carlos y Lady Diana.

San Pablo por dentro

La Catedral de San Pablo es un enorme templo con planta en forma de cruz que presenta una llamativa decoración, sobre todo en los preciosos techos decorados con pinturas al fresco.

Conviene realizar la visita con ayuda de la audio guía gratuita que se entrega en la entrada, ya que narra todos los detalles de interés acerca de cada rincón de la catedral.

La cúpula

Probablemente el mayor atractivo de la catedral sea su gran cúpula, compuesta por tres galerías circulares. Tras un ascenso de 257 escalones se llega hasta la primera de ellas, la Galería de los Susurros, situada a 30 metros de altura. Se trata de un lugar con una increíble acústica en el que se puede oír hasta el más mínimo sonido producido en el extremo opuesto de la cúpula.

Después de subir 376 escalones más se llega hasta la Galería de Piedra, que ofrece agradables vistas desde el exterior de la cúpula, aunque estas son superadas por las de la Galería Dorada, situada a 85 metros de altura.

La cripta

Las entrañas de la Catedral de San Pablo se encuentran perforadas formando una gran cripta en la que se conservan algunos fragmentos de los anteriores templos y diferentes monumentos y memoriales, además de los restos de algunos grandes personajes británicos como Nelson, Wellington o Churchill.

Cuidado con la cúpula

Aunque la visita a la Catedral de San Pablo y su cripta es algo completamente recomendable, el ascenso hasta la cúpula puede ser algo complicado para algunas personas, ya que las escaleras no son demasiado accesibles.

Si queréis comprar la entrada online y saltaros las colas de las taquillas, podéis hacerlo aquí:

Horario

De lunes a sábado: de 8:30 a 16:30 horas.

Precio

Adultos: £18.
Estudiantes y mayores de 60 años: £16.
Niños de 6 a 17 años: £8.

Transporte

Metro: St Paul´s, línea Central.
Autobuses: líneas 4, 11, 15, 23, 25, 26, 100 y 242.

Lugares próximos

Museo de Londres (456 m)
Shakespeare's Globe Theatre (632 m)
Tate Modern (696 m)
The Monument (934 m)
The Old Operating Theatre (1.2 km)